Blogia
FIG

Glaucoma

La FIG sera parte del Primer Día Mundial del Glaucoma

La FIG sera parte del Primer Día Mundial del Glaucoma

El próximo jueves, 6 de marzo de 2008, se celebrará el primer Día Mundial del Glaucoma.
Se trata de una iniciativa mundial conjunta, promovida por la Asociación Mundial de Glaucoma, y la Asociación Mundial de pacientes de Glaucoma.

En Argentina, la Fundación para la Investigación del Glaucoma - FIG, institución establecida en 1989, es uno de los organismos que colabora activa y permanentemente en la difusión y prevención del glaucoma.

¿Qué es el glaucoma?

Se trata de una enfermedad del nervio óptico, y de no ser tratada a tiempo, puede llevar a la ceguera. Detectado en forma precoz puede ser tratado y detenido, evitando posteriores pérdidas visuales.


¿Cómo se produce?

Esta enfermedad del nervio óptico se vincula al aumento de la presión intraocular.
Debido a que el ojo actúa como un recipiente cerrado y produce constantemente un líquido esencial para el funcionamiento del ojo, debe drenarlo en forma constante.
Si este drenaje se obstruye, el liquido se acumulará dentro del ojo, y comenzará a perjudicar al nervio óptico. Este es el encargado de transmitir las imágenes recibidas al cerebro, y a medida que el nervio se lesiona, el paciente empieza a perder su visión, esencialmente reduciendo la amplitud de su campo visual, llegando a la visión de túnel, o anulándola por completo.
Cuando el tejido del nervio óptico muere, no se puede recuperar, de allí la irreversibilidad de la ceguera producida por el glaucoma.

Si tratamos al paciente cuando el daño es mínimo, no sufrirá alteraciones visuales molestas. Siempre y cuando siga el tratamiento y controles indicados por su médico oftalmólogo.

El tratamiento consiste en disminuir la presión intraocular, y es permanente.

El glaucoma no se cura con las gotas, sino que se controla, para no seguir perdiendo la visión.

De allí la vital importancia del diagnóstico y detección precoz.

¿Cómo detectarlo?

Es una enfermedad silenciosa, y no habitualmente no presenta signos, hasta que es tarde.
Por eso se conoce al glaucoma, como "el ladrón silencioso de la vista".

La gran mayoría de los glaucomas crónicos [de ángulo abierto] se diagnostican dentro de alguna consulta de rutina, tal como el cambio de lentes.

Aunque también existe el glaucoma de ángulo cerrado, que puede provocar crisis hipertensivas y llevar al glaucoma agudo.
Éste es un episodio de gran aumento de la presión intraocular que se acompaña de náuseas y hasta vómitos, dolor ocular y disminución brusca de la visión de ese ojo.
Nuevamente, tratado a tiempo tiene mejor pronóstico. Pero el glaucoma agudo es muy peligroso para la visión, ya que si no se lo trata en forma rápida, puede llevar a la pérdida irreparable de la visión de ese ojo a corto plazo.

Por esto, es esencial consultar periódicamente al oculista, tanto para la prescripción de lentes, como para ver el estado de su presión intraocular [PIO].

¿Es un examen complejo o doloroso?

En el examen, el oftalmólogo, le tomará la presión intraocular [PIO].
Es un procedimiento sencillo, indoloro y seguro.

El médico le colocará unas gotas en sus ojos y habrá de medir la presión con un tonómetro.

El proceso dura menos de tres minutos, y se realiza en todas las consultas habituales y básicas del médico oftalmólogo.

El profesional verá cómo se encuentra el nervio óptico, para lo cual utilizará un elemento llamado oftalmoscopio.
Si lo considera oportuno y necesario, le pedirá un estudio del campo visual para ver como está funcionando ese nervio óptico.

¿Hay factores de riesgo?

Las personas con antecedentes familiares de glaucoma tienen un seis por ciento más de posibilidades de desarrollar glaucoma.
Los diabéticos y los africanos tienen más posibilidades de desarrollar glaucoma de ángulo abierto, mientras que los asiáticos tienen más opciones de desarrollar glaucoma de ángulo cerrado.

Aunque, todas las personas mayores de 25 años deberían hacer controles de glaucoma, aumentando los controles a lo largo de los años.


Campañas de detección

Las primeras campañas de prevención del Glaucoma, tuvieron lugar en la década de 1980, y fueron realizadas por la Fundación para la Investigación del Glaucoma, trabajando en forma conjunta con oftalmólogos locales.
Se realizaron en diversos puntos del país: Mar del Plata, Catamarca, Tucumán, Corrientes, Resistencia, Zárate, Córdoba, entre otros, tomando la presión a mas de 50.000 personas.

Un porcentaje cercano al 10% de los pacientes examinados presentaron cifras de presión intraocular que necesitaban ser estudiadas con detenimiento. También se corroboró que la presión intraocular [PIO] aumenta con la edad.

Otro dato interesante de las campañas realizadas es que poco más del 50% de los pacientes examinados no sabían qué era el glaucoma.
Y es difícil [ o imposible], que la población se prevenga de algo que no conoce.

Resumiendo:

  • Afecta a personas de todas las edades, siendo más frecuente entre los mayores de 40 años.
  • Un factor de riesgo es la presión intraocular [PIO] elevada.
  • Las personas con diabetes deben hacerse controles periódicos.

Por eso se instituyó el 6 de Marzo como Día Internacional del Glaucoma, para informar y concientizar a la población sobre esta enfermedad.

Pretendemos que el glaucoma deje de ser "un ladrón silencioso", de un sentido tan preciado y esencial como nuestra visión.

Para mayor información, acceda a la página del World Glaucoma Day http://wgday.net,


e-mail:

fundglaucoma@hotmail.com

fundacionglaucoma@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Como se trata el Glaucoma

Una vez que se ha diagnosticado el glaucoma su médico se planteará las distintas opciones de su tratamiento. Tratará por los medios a su alcance de encontrar la presión ocular que no dañe su nervio óptico. Para ello tiene a su disposición una serie de drogas en forma de gotas oculares, medicamentos por vía general, la energía láser y la cirugía. De acuerdo a su tipo de Glaucoma y al estadio de su enfermedad él tomara la decisión al respecto. No trate usted de cambiar por su cuenta ni porque a personas de su conocimiento se la haya indicado un tratamiento distinto al que sé médico eligió para usted. Esto puede resultar en daños irreparables de su vista.
Lo cierto es que debe usted cumplir estrictamente con las indicaciones que se le hagan, tal vez crea que la medicación no es útil, en ese caso no la abandone por su voluntad, concurra a su médico oculista, él le explicará cuáles son las expectativas que puede esperar con el tratamiento. Si las gotas oftálmicas han dejado de ser eficientes verá la necesidad de cambiarlas por otras o asociarlas con otras, quizá le sugiera la alternativa de aplicar rayos láser, en este caso debe saber usted que no todos los ojos son susceptibles a recibirlos y esperar una respuesta positiva, y que lo más probable es que, salvo un pequeño porcentaje de pacientes, deberá continuar colocándose gotas para controlar su presión, otras veces la acción de los rayos láser va decreciendo y al cabo de un tiempo, diferente para cada paciente, habrá perdido su eficacia. Tal vez su caso requiera cirugía de entrada, si así fuera, convérselo con su médico, la esta capacitado para explicarle todo lo referente a esa decisión. Tenga la seguridad que la cirugía se practicará solamente cuando sea necesario y que la moderna microcirugía ha permitido obtener porcentajes extraordinarios de éxito.
Si su médico inicia su tratamiento con gotas hay ciertas cosas que convienen recordar:

Lo más importante: Que las gotas penetren en el ojo. Generalmente se prescriben una o dos gotas por vez, pero si accidentalmente instila algunas gotas más no le causara ningún daño pues el ojo las elimina automáticamente.

Conserve todos los medicamentos lejos del alcance de los niños algunos pueden resultar dañinos para la salud.

Use siempre las gotas u otros medicamentos de acuerdo a las instrucciones de su médico, nunca con mayor o menor frecuencia que la indicada.

Cuando se trata de ciertas gotas podrá sufrir algunas molestias aún visión borrosa. Siempre consulte con su médico quién le dará las explicaciones correspondientes.

Será conveniente que tenga una tarjeta idientificatoria donde consta que usted padece de Glaucoma, cuando visite a otros médicos oculistas o no, infórmeles de su condición de Glaucomatoso pues hay medicamentos de uso general que podrían tener ciertas limitaciones en determinados tipos de Glaucoma

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres